¿Qué haces con un niño difícil? Dale más amor. Es lo mismo con los adultos. El mal comportamiento es un grito por ayuda y aceptación.

Hoy, asume que la gente problemática simplemente necesita más cuidados. Por favor sacrifica tu orgullo y dáselos.

Fuente: Kaballah Internacional