POEMA

A ti que eres yo y a mi que soy tu,
en la ingravidez del fondo
donde se cumplen los sueños,
se juntan voluntades
para cumplir un deseo.
Mi cuerpo no es ya mi cuerpo;
es como penetrar al centro del universo.
Y el camino se diluye
haciéndo de él todo un etéreo.

C.M.U.

Anterior

PALOMA CABADAS: DESARROLLO DE LA CONSCIENCIA LÚCIDA

Siguiente

MAMO LWNTANA NACOGGI

2 comentarios

  1. SALOMON LAGUADO AVENDAÑO

    QUE HERMOSO POEMA, MUCHAS GRACIAS
    Date: Sat, 4 Jan 2014 22:34:45 +0000 To: millonario2866@hotmail.com

  2. Silvia

    Maravilloso. Gracias por compartirlo, refleja el sentir de much@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén