DISCULPAS

He habilitado la publicidad en el blog durante algo más de una semana. No me gusta. Me molesta. Te pido disculpas si es que a ti también te ha molestado. Así mucho mejor, este no es lugar para comerciar.
Con todo mi amor, Wabbbla.

Anterior

LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

Siguiente

EIMY TERRÉ, UNA PLEYADIANA ENCARNADA EN HUMANA

2 comentarios

  1. Marta barragan

    Yo entiendo Wabbla, se necesita el dinero tambièn para el intercambio no?es un mal menor amigo

    • Gracias por tu comentario Marta. Sí, el dinero es necesario, pero hay otras formas. Quiero dejar al blog libre de eso, no está en su esencia. Tenía que probarlo, lo he probado y no me gusta. Seguiremos así, limpio de publicidad. 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén