Pues no, no ha ganado Rajoy (qué coño!)
 
Rajoy ha ido con el cuchillo en la mano y, como suele ser habitual en él, con poco cerebro en la sesera. Es como un caballo de tiro, con sus orejeras para no ver más que “palante”. A los mandos del carro los que de verdad mandan: los sin nombre. Y ha salido todo ufano! jajaja. Pobre hombre.
 
Zapatero lo sabía y lo esperaba. Ha aguantado los navajazos con la chaqueta de la razón enrollada en la izquierda, y con la tolerancia en la mano derecha le ha demostrado a Rajoy algo que es incapaz de comprender, porque es de otro planeta.
 
Vaya derecha que tenemos! Me dan entre pena y miedo (y vergüenza, ajena, claro)
 
A mi nadie me va a explicar lo que he visto en el debate.