Pequeños detalles

Cada elemento es importante independientemente de su volumen, tamaño, posición o entidad. Decidir un tipo de barniz o aplicar una máscara selectiva, puede suponer que la pieza sea excelente o que pase desapercibida entre tantas otras.



La sociedad hipertrofiada y obesa en la que vivimos mantiene un sistema de consumo que es alimentado por los elementos publicitarios y de venta. Estímulos y provocadores cuyo único fin es incitar a la persona al consumo, a la compra. Adquirir para utilizar, y después deshacerse de ello.
Es necesario comunicar, y promover. Es necesario hacerse ver para poder vender. Es necesario utilizar elementos de publicidad en el punto de venta y fuera de él. Pero también es necesario hacerlo con sentido común y mesura, observando el respeto a este planeta al máximo. Así lo entiendo yo.
¡Llámame ahora!